Por Mauricio Ferrás

Fotos Valeria Quintero Dangond

Amelia Toro este año nos sorprende nuevamente con una colección impecable, tomando como referencia al pintor Holandés Piet Mondrian quien con su pintura contribuyó a la creación de esta colección con una onda bastante setentera, dejando a un lado su trabajo influenciado por las culturas indígenas y por los trabajos 100% artesanales. Líneas verticales y siluetas amplias transformadas en vestidos y trajes  completamente sofisticados,  femeninos y hermosos se destacaron en la presentación.

Con el cielo como pasarela y parte de un sueño las creaciones comenzaron a aparecer,  niñas y mujeres vestidas con crepés, linos, chifones y transparencias, con diseños inspirados por líneas simples y holgadas. Los detalles muy femeninos, los plisados, los pliegues, las faldas tubo, shorts, pantalones hicieron parte de esta colección con bastante ingenuidad, ternura, sencillez, pero llena de belleza y una excelente construcción de las prendas.

About these ads