Por Juan Esteban Maya Toro
Fotos Cámara Lúcida

Elegantemente surreal y autoirónica, así fue la pasarela de la firma Italiana Moschino en la décima primara versión del Cali Exposhow. Con su estilo innovador y algo irreverente la casa de moda mostró de nuevo su fascinación por la cultura española y mexicana. El desfile incluyó prendas de sus tres líneas de moda: ‘ready to wear’, ‘cheap and chic’ y ‘Love Moschino’  expuestas hace algunos días en la semana de la Moda en Milán.

Al inicio de su colección denominada “Olé, olé” la marca presentó nueve vestidos icónicos de sus última colecciones, que reflejaron la trayectoria y retrospectiva del legado Franco Moschino, y que de forma creativa, interpreta la actual directora Rossella Jardini durante los últimos años.

Para la temporada primavera-verano 2012 la marca se convierte en un ejemplo único capaz de seducir con ironía e inteligencia. Las colecciones describen un nuevo concepto de elegancia que responde a las exigencias de un público libre de cliché, donde se reinterpreta los clásico a través del lente de una elegancia atemporal.

En pasarela se pudo apreciar tres corrientes y culturas que se unen para generar como resultado una mujer contemporánea; sin lugar a dudas la chaqueta o casca torera fue la gran protagonista de la noche, combinada perfectamente con camisas y lazos que adornan sus cuellos en forma de corbatines. A las chicas Moschino no les faltan las chaquetillas de luces, la montera y los pantalones ajustados y por encima del tobillo, prendas adornadas con brocados y bordados.

“Los colores que más hemos utilizado son el dorado y el amarillo en representación del sol de España que resulta deslumbrante”, explicó Bill Shapiro, Asistente de Rosella Jardini, quien no descartó colores neutros como el blanco y el negro.

La propuesta de Moschino fue ambiciosa e incluyó una clase de historia: “quisimos hacer un estudio de la historia de España, por lo que decidimos incluir Latinoamérica y la mujer latina, que se adapta perfectamente a la sensualidad de esta colección”, especificó.

Por eso, los pendientes y collares presentaban un aspecto precolombino que insinuaban la búsqueda de El Dorado.

Por su parte la referencia westerns hizo presencia en la colección, al rescatar prendas con numerosos flecos y sombreros tipo ‘cowboy’ que recrean y aluden la cultura texana. En pasarela se apreció largos vestidos de volantes, con cinturas entalladas, y mantones de Manila como complementos. Estos últimos en referencia a la cultura mexicana, y más especialmente al universo folklórico de Frida Kahlo. Sus peinados, con trenzas y flores generan ese aire fuerte y audaz característico de la pintora.

De esta forma, la reconocida marca italiana que ha vestido a personajes como Lady Gaga, Kylie Minogue, Madonna, Duffy, Adele y la icónica Dita Von Teese cerró la pasarela internacional con una fuerte la expresión de una realidad creativa.

Colección 2000

Colección 2004

Colección 2001

Colección 2003

Colección 2004

 

COLECCIÓN PRIMAVERA-VERANO 2012

Bill Shapiro de la firma italiana Moschino

About these ads