Por Ángela Rendón Ñungo
Fotos Laura Castaño de Quarto Ficticio

Con sólo nueve años de edad Juliana Ramírez Jiménez  es una de las tantas niñas que hacen parte del mundo de la moda. Lleva un año haciéndolo y ha participado en pasarelas y sesiones fotográficas de marcas como Play Model, Nenitas y Nivi, lo que le ha dado la oportunidad de promocionar ropa interior y exterior.

Lo que más le gusta a su madre, Mónica Jiménez, es que si bien su hija se toma enserio el papel de modelo en Medellín, sigue siendo  una niña común y corriente (de colitas y sonrisa infantil) al llegar a Marinilla, su sitio de residencia.

“Mis amigas me preguntan que cómo pueden entrar a esto, y yo les digo que no sé” , dice Juliana cómo sin darse cuenta de que en sus castings los adultos ven el talento que ahora mismo se evidencia en el Show Room de Play Model, una marca que precisamente promueve y que tiene como premisa: “Mi cuerpo no tiene precio porque así soy”, es decir , que la moda también es un asunto para la gente normal.