Por Mauricio Ferrás
Fotografía Cortesía Inexmoda

Explosión de texturas y colores es lo que se vio en la pasarela de Agua Bendita , transformando los vestidos de baño en piezas completamente funcionales para la playa y las noches de verano con una tendencia tribal explotando lo más visto en esta temporada. La línea de Agua Bendita nos traslada a diversos lugares del mundo, inspiraciones indígenas, africanas, europeas, líneas bastante construidas, confección y detalles en cristales Swarowsky, lentejuelas, canutillos, mostacillas, croché y macramé, tejidos manuales y un toque distintivo de la marca.

Esta vez además de los recamados y sobrepuestos que son la insignia de la marca, se destacaron las transformaciones de prendas y trajes de baño que fácilmente pueden usarse con un short, una falda o un pareo para estar lista para la playa.