Celaine Refosco, William Cruz, Camilo Álvarez y Raúl Trujillo en el Café de la Moda.


Por Diana Gómez

El viernes 9 de octubre, se desarrolló el 10º Café de la Moda de Inexmoda, en el marco de la Fiesta del Libro Medellín 2011. El tema discutido por los tertuliadores fue la Moda y Latinoamérica. Más de 200 personas se dieron cita en torno a la reflexión sobre la moda en Argentina, Brasil, Colombia y demás países de la región.

Raúl Trujillo, diseñador e investigador radicado en Argentina; William Cruz, reconocido experto en historia del vestuario; Camilo Álvarez, diseñador y docente de diseño, y Celaine Refosco, artista y diseñadora, directora del Instituto de Estudios en Arquitectura, Moda y Diseño de Brasil, trataron sobre el pasado, presente y futuro de la moda latina.

Algunas de las conclusiones de la tertulia reflejaron la necesidad de abandonar modelos de negocio extranjeros y potencializar la industrial regional desde nuestros talentos, recursos y necesidades. También se evidenció la importancia de integrar la moda a otros ejes de la cultura, como la música, la arquitectura, el arte.

En relación con Colombia, se discutió el apego a sensibilidades estéticas exuberantes y voluptuosas que Raúl Trujillo registra fotográficamente desde los años 90’s. “Es una imagen que se convirtió en la moda colombiana y la moda latinoamericana para el mundo”, afirma el investigador. Prendas ajustadas, minifaldas, curvas pronunciadas, rostros siempre maquillados y escotes se ven en las imágenes. Trujillo nos cuestiona finalmente: “Ahora, ¿Hay otras posibilidades?”.

Las posibilidades existen de la mano de propuestas como la de Camilo Álvarez, que habla de su experiencia creando indumentaria con un concepto fortalecido por la técnica y la construcción. Estas propuestas desafían esa imagen estancada de la moda nacional, ofrecen una perspectiva fresca que también puede convertirse en nuestra identidad.
Más allá de temas resueltos, la tertulia agrietó ideas viejas y abrió paso a nuevas preguntas sobre Latinoamérica desde el vestir. La presencia de estos espacios para pensar la moda en eventos culturales como la Fiesta del Libro, fortalecen la industria textil-moda-confección.