Por Diana Gómez

Veinte empresas del sector textil de Brasil presentan este año en Colombiatex propuestas innovadoras en el mercado del vestuario. Colombia se ha convertido en un destino clave para los negocios de moda en el continente y Brasil, segundo productor textil del mundo, se acerca a la Feria para ofrecer productos para la confección de prendas exteriores, ropa íntima, trajes de baño, entre otras.

Las textileras de Brasil aprovecharon la oportunidad para exhibir sus nuevos desarrollos en tejidos e insumos en una pasarela que reproducía todo el encanto de este país vecino. Los diseñadores Walerio Araújo y Karin Feller dieron vida a las prendas por medio de los insumos brasileños.

Walerio Araújo es un diseñador irreverente cuyo trabajo ha sido incluso comparado con el de Alexander McQueen. Se habla de él como un trendsetter y su estilo fuera de lo común se hizo evidente en la pasarela de Brasil en Colombiatex.

Karin Feller es una joven diseñadora considerada actualmente una de las mejores propuestas de la moda brasileña. En 2008, fue la ganadora de Ponto Zero Project, un concurso promovido por la ABIT –Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección-, y desde ese momento nació la marca Karin Feller. Su trabajo es reconocido internacionalmente por la riqueza de los detalles.

Para esta pasarela, la música tropical, las voces exóticas y algo de samba ambientaron las diferentes salidas, donde la interpretación de los insumos permitió observar tendencias y nuevas formas de aplicación de cintas, botones y retazos de textiles.

Algunas prendas se acercaron en tonalidades y texturas a la tendencia romántica, encajes, boleros, ruches y tonos pasteles, importante paleta para este año. Algunas siluetas retro como los vestidos de cintura alta, jumpers ajustados en denim y cuellos camiseros altos también propusieron los diseñadores de Brasil. Detalles sutiles de canutillos y lentejuelas enriquecieron los vestidos, al igual que los encantadores cinturones anudados al frente.

La propuesta de los textileros de Brasil, de la mano de estos dos talentosos diseñadores refresca el panorama de ese país con una oferta de inspiración cálida y exótica.