Por Diana Gómez

Ragged lanza su colección 2012, y con ella hace una renovación de estilo para mujeres reales. La nueva propuesta de la marca busca abarcar a un estilo femenino más versátil, ampliar su oferta a nuevos gustos, tallas y edades. Una mayor atención a las tendencias con respecto a siluetas y colores acerca la marca a una feminidad elegante y actualizada.

La paleta de tonos pasa de la calidez veraniega del mandarina y el coral a la serena intensidad del turquesa, el vino tinto y el magenta. La inspiración gráfica, acorde con la temporada, está cargada de flores en diferentes tamaños. Románticos miniprints y grandes ramilletes adornan los vestidos y aparecen también los polka dots y los cuadros príncipe de Gales como una opción  más clásica y formal.


En la colección se encontrarán también blancos, grises y negros, tonos que han caracterizado a Ragged por varios años. Esto no significa que sean prendas tradicionales, por el contrario, la marca ha logrado refrescar con siluetas sofisticadas como blusones de corte asimétrico y faldas plisadas (must-have de primavera/verano); materiales y acabos chic como transparencias, efectos satinados y sedosos para todo tipo de ocasiones de uso.


La nueva versatilidad de la marca también se evidencia en la posibilidad de las siluetas para todo tipo de formas femeninas y en la promesa de tallas más grandes. Un fit más suelto que envuelve los cuerpos sin apretarlos de forma innecesaria, una verdadera forma de asumir la elegancia para mujeres reales. Ragged presenta pantalones y jeans de botas entubadas, rectas y acampanadas; faldas y vestidos de largo discreto que favorecen a las mujeres de contextura gruesa, delgada, o curvilíneas.

Ragged, con 27 años de experiencia en el mercado nacional, crece con la mujer colombiana proponiendo una nueva imagen, auténtica, consciente de la moda y las nuevas tendencias por medio de una colección que motiva y refresca.