Por Diana Gómez
Fotos de Cultura Click

Recientemente se inauguró en el centro comercial El Tesoro, el nuevo punto de venta de Custo Barcelona para la ciudad de Medellín. En el evento estuvo presente el diseñador Custo Dalmau, quien en los años 80 fundó la marca con su hermano David, después de un viaje que los llevó alrededor del mundo. Esta inspiración de recolección cultural siempre ha estado presente en la esencia de Custo Barcelona, manifestándose por medio de una gran riqueza gráfica.

Custo Dalmau
Imagen cortesía de Custo Barcelona

La colección ‘Colorhunter’ primavera/verano 2012, retoma de la marca esa capacidad de convertir cada prenda en un lienzo, no solo vestidos y camisetas, sino pantalones, chaquetas y accesorios. La modulación gráfica tiene un aire de psicodelia, flores y abstracciones del Op Art que atraen la mirada. Inspiraciones más sutiles vienen de estampados geométricos y animal print de piel de serpiente asomándose en las mangas de los vestidos, en las botas de los pantalones y en inesperados rincones de las prendas.

El amplio recorrido de color de la colección es un caleidoscopio tribal. ‘Colorhunter’ apunta hacia las tendencias de celebración de lo ancestral, la riqueza de los pueblos y la fusión de la cultura global. El exotismo de las prendas es resaltado por medio de la estampación digital y la aplicación de lentejuelas y pedrería en sedas y franelas.


Sin duda la colección de Custo Barcelona refleja el amor de los hermanos Dalmau por el color y las historias que nacen en el estallido gráfico de cada prenda. Los must-have de la colección son los minivestidos con aplicación de lentejuelas y las carteras estampadas.