Por Diana Gómez
Fotos por Cámara Lúcida

 

Lina Cantillo fue el primer sabor de la feria. Nos entregó en la pasarela Autogermana Mini, desfile inaugural de Colombiamoda, una colección romántica, serena, con notas exóticas de viajes y recuerdos. El nombre de esta diseñadora es uno de los más representativos de la moda masculina nacional. Los hombres de Portraits visten prendas sofisticadas, donde juegan los limpios cortes de sastre con fuertes estampados digitales, snake skin, rayas y cuadros con una sensación de recorrido por espacios de antaño.

Lina Cantillo, nos abre una ventana de nostalgia y aventura. Los hombres de su colección juegan con lo clásico y lo actual en una compleja combinación de texturas y épocas. Trajes enteros en suaves paisleys, conjuntos de camisa y pantalón en bucólicos prints florales, osadas apariciones de colores neones en blazers, bermudas y pantalones.

Protagonismo de siluetas formales masculinas, aires de dandy con un fit perfecto. Azul claro y gris como tonos protagonistas, elevados a un tono dramático con grandes flores en las solapas y calzado metalizado. Encuentros de combinaciones en textiles y acabados que contrastan en una sensación de versatilidad y distinción.

Los hombres de Lina Cantillo son lectores, sensibles, cultos, recolectores y trotamundos, no tienen edad. Frescos jóvenes y elegantes caballeros desfilaron en una pasarela que llama a celebrar la riqueza de la moda masculina. Los hombres de Portraits no le temen a las flores, a los paisleys, a los bolsos tipo sobre y otros elementos tradicionalmente asociados con la moda femenina. Lina Cantillo supo tomar la belleza de sus recuerdos del mundo y hacer de esta colección un album de retratos para no olvidar.