Por Diana Gómez
Fotos por Cultura Click

Los Jóvenes Creadores de Chocolyne sorprenden cada año con sus propuestas y se proyectan como futuros talentos de la industria nacional. Este año, realizaron su tradicional pasarela en Colombiamoda, donde 14 estudiantes de la Colegiatura Colombiana reflexionaron a través de la moda sobre la corporalidad. ‘Otro Cuerpo’ fue el concepto de este proyecto, una mirada crítica a la sociedad y a los valores en torno al cuerpo.

Esta pasarela, que se realiza desde hace ya 11 años, se caracteriza por la innovación de los alumnos en la experimentación con nuevos materiales y formas. Las propuestas descrestaron a los asistentes con conceptos de lo andrógino, la relación con la naturaleza, con la muerte, la hibridación y la arquitectura. Los estudiantes encontraron su inspiración en el sistema nervioso, en los músculos, en los fractales, en el rol de géneros y en la raza, transformando estos elementos en textiles, formas y prendas.

Entre las propuestas destacadas, se encuentra la de Mariana Vanegas Márquez, quien por medio un material sintético elástico generó un sistema de ritmos y plisados que generan volumen y brillo sobre el cuerpo. El resultado final son creaciones orgánicas, piezas que parecen contar con su propio sistema muscular.

Otro diseñador que sorprendió en pasarela, fue Miguel Ángel León, quien exaltó la alienación de los seres humanos y la noción de la identidad extranjera, donde se pierden los rasgos propios del origen, el lenguaje y la raza. Su propuesta sorprendió por la puesta en escena dramática de modelos con rostro y extremidades cubiertas por un velo de gráficos. Los vestidos equilibraban la rigidez de las siluetas con la fuerza de los estampados.

El cierre de pasarela estuvo a cargo de Edgar Carrascal, quien hizo parte del proyecto de Jóvenes Creadores en 2002 y 2003 cuando estudiaba en la Colegiatura. Actualmente es un diseñador reconocido en Europa con su marca Carrrascal. En la pasarela exhibió piezas inspiradas en la arquitectura orgánica, con elementos cilíndricos y rectangulares plegados sobre el cuerpo. Se valió de siluetas deportivas y de figuras geométricas, como moldería rectangular para realizar prendas superiores.