Por Diana Gómez
Fotos por Cultura Click

Una de las sorpresas al cierre de Colombiamoda fue la intensidad de la pasarela FUCSIA by Polite. La colección ‘Mari Mari Benvenuve’ invocó la iconografía religiosa en piezas que recuerdan la majestad ornamentada de la Vigen María. Quizá el elemento más llamativo de la propuesta fue la estrecha paleta de colores: blanco, negro y azul añil.

Las piezas de la colección desfilaron con un styling pulido y limpio. Recordaban elementos de la indumentaria tradicional española en las mantillas, las faldas de encaje negro y las viseras con apariencia de peinetas caladas de flores.

Looks totales en mini prints y en añil sólido, con la aparición de tendencias en siluetas y texturas: las faldas plisadas, las transparencias, los looks en total white, las siluetas de manga ensanchada y peplum.

Hombros y torso  recibieron la carga dramática, con hombreras de corte militar,  grafías como estampas religiosas enmarcadas en flores y solapas en tonos de contraste sobre el pecho. En materiales  rígidos se lograron líneas estructuradas como triunfo geométrico sobre la suavidad de los cuerpos.  Faldas de amplio vuelo que se mantienen como fuertes campanas y peplum con carácter inquebrantable.

Al final del desfile, Carlos Polite, director creativo de la marca,  fue recibido con aplausos por su colección a tres tonos que logró una mezcla compacta de lo tradicional y lo vigente,  sin duda una de las pasarelas más fuertes en el último día de la feria.

Carlos Polite, director creativo de Polite.