Por Diana Gómez
Fotos de Cultura Click

Cada año, la Alcaldía de Medellín promueve los nuevos talentos del diseño a través de su pasarela Cultura E en el marco de Colombiamoda. En esta ocasión, las marcas Frida, Mai Petit y Alado presentaron sus propuestas de moda para este 2012.

La pasarela comenzó con las delicadas prendas de Mai Petit, la marca de lencería de la diseñadora Laura Salazar. La historia de estas prendas es sensible y delicada, reconociendo otras perspectivas de la belleza, la seducción, la feminidad. Mai Petit propone siluetas ajenas a la oferta tradicional de ropa interior en Medellín, siempre ajustadas, siempre con artificios de realce, siempre dirigida hacia lo explícito y lo exhuberante. En forma de corsé, body, bata o pantalón, Laura Salazar propone una intimidad con aire de nostalgia, naturalidad y pureza.

‘Tras el Cristal ‘ es el nombre de la colección de Frida para Colombiamoda. Las diseñadoras Margarita y Mónica Cadavid han tomado como inspiración las sensaciones de transparencia del cristal. Las prendas se construyen de seda, satín y chiffon, para generar sensaciones de brillo y movimiento.

Las siluetas son sueltas, cómodas, easy fit, de talla única para adaptarse a las diversas formas de los cuerpos femeninos. Hacer fácil la moda es una de las premisas de la colección, con camisetas y vestidos versátiles que pueden alterar su forma con un cinturón, un chaleco o una pañoleta. La clave de la colección de Frida es la posiblidad de las múltiples capas de prendas, fáciles de combinar entre sí en una paleta donde predomina el blanco, azul rey y coral.

El cierre de la pasarela estuvo en manos de Andrés Restrepo y Alejandro González de Alado. Esta marca se caracteriza por un estilo dramático y una materialidad cargada de detalles. En su colección ‘Metamorfosis’, Alado propone formas nacidas de un estudio entomológico. Alas de insectos, exoesqueletos, corazas de cucarrones, iridiscencias de escarabajos se manifiestan en las prendas de una forma magistral.

En un elaborado estilismo, los modelos desfilaron con gafas de ojos de mosca y camisas con cuellos como mariposas de alas abiertas. En calados y capas simétricas en la espalda, se leen las formas de los insectos y sus estructuras de protección. La colección, que empezò en tonos oscuros, con aplicaciones en cuero y accesorios en resina se trasladó hacia chiffones, viscosa y lino en pálidos rosados y azules.

El encanto de la colección está en los detalles, collares de pequeñas mariposas, pequeños bolsos con ilustraciones entomológicas, prendas con construcciones únicas, transparencias e iridiscencia de insectos.