Por Gerson Aguilar Rojas

El diseñador Julián Ruiz presentó su colección ‘Punk Invasion’ primavera/verano 2013, una propuesta que envuelve a los hombres en una nueva dimensión de color y en un estilismo que recuerda al punk, una actitud pujante e irreverente hacia la libertad interior manifestada en distintas prendas.

Para la temporada se siguieren chaquetas con doble solapa para crear capas, cierres en níquel negro, taches negros, camisetas con malla de algodón tinturada y sweaters en cuerina ligera que simula humedad. Asimismo, busos en resorte de punto grueso e insistencia de silueta slim-fit para pantalones y blazers, polos informales y camisas llevadas con busos al mismo tiempo.

Surgen de la inspiración el rojo vino ensangrentado y el mostaza tostado, el rojo sangre y el uva oscuro que evocan la pasión, mientras que el fucsia y las bases brillantes simbolizan la alegría.

Una misteriosa historia que propone el diseñador, en donde el consumidor encuentra aquí una oportunidad de materializar sus sentimientos en piezas superpuestas y con actitud de fuerza para consolidar un outfit seguro y radical.