Por Diana Gómez
Fotos de Cultura Click

Hace un par de semanas conocimos la nueva colección jeanswear de Diesel Fall-Winter 2012 en su tienda del Centro Comercial Santafé. La propuesta femenina se enfoca en ampliar la variedad de cortes y siluetas, adaptándose a la personalidad de cada mujer.

El concepto “I am who I am” celebra la individualidad femenina desde la conocida línea Diesel de denim “Fit your Attitude”, con modelos de talle y ancho de bota diferentes que se adaptan a todos los cuerpos. Los modelos son:

Grupee: jean super-slim-fit, ajustado en la pierna. Para mujeres de espíritu fuerte y libre, perfecto para looks nocturnos.

Getlegg: jean slim-fit un poco más suelto en la rodilla y de cintura baja. Para mujeres frescas y descomplicadas, una prenda cotidiana.

Bootzee: un jean de ajuste regular, de bota recta y con bolsillos traseros. Perfecto para un look laboral y favorece a todas las siluetas.

Flairlegg: jean de fit regular y bota acampanada. Perfecto para looks inspirados en la tendencia 70’s, es una silueta elegante y chic.

La propuesta femenina también incluye jeggins de colores vivos, con forma y apariencia de jean pero un fit ultra-ajustado y cómodo.

La verdadera sorpresa fue el desarrollo de Diesel en su propuesta masculina. Color Exposure es el nombre del concepto en el que Diesel plasma de color los jeans de una forma no convencional. En la producción tradicional del denim, la urdimbre es teñida de color y la trama permanece blanca, este proceso genera la apariencia característica de la tela del jean. Con el Color Exposure, Diesel juega con la tintura de la trama para generar nuevos matices en el material, cruzando colores diferentes logran una intensidad de color completamente nueva.

Los jeans masculinos elaborados con el Color Exposure, siguen una inspiración marinera que toma la apariencia de los trabajadores de puerto, los amarres en los barcos, el desgaste de las superficies y los interpreta convirtiéndolos en una propuesta de color. Los jeans de la colección generan una sensación matizada, desde azules vivos y profundos hasta dorados pálidos, verde-azulados y colores de lazos y maderas gastadas, envejecidos por la corrosión salina.

En las siluetas masculinas de la colección hay un fuerte protagonismo de las botas dobladas, revelando desde el interior del denim la presencia del color en la trama y generando un nuevo punto focal en la prenda. En algunas piezas, el tono se mantiene como protagonista y en otras, las abrasiones y desgastes aparecen reforzando el aire de trabajadores de puerto viejo.

Esta colección jeanswear masculina es acertada para la temporada de invierno, dándole vida a los looks abrigados con colores intensos. Las prendas llaman a ser usadas con botas, leñadoras y parkas para tormentas marinas.