Por Mauricio Ferrás
Fotografías por Diana Urrego de Quarto Ficticio

Siempre es bastante divertido ver lo que Studio F va a mostrar en las entregas de colección ya que tiene una identidad muy propia, un público objetivo bastante bien definido y una forma particular de mostrar una visión de moda que se ha logrado ubicar entre las  marcas más reconocidas y apreciadas por las mujeres  en el mercado de la pronta moda del país. Al ver materializada esa visión nos trasladamos a los años 70’s a la tendencia hippie, lo romántico, lo bohemio, lo country, la libertad , la expresión  y la fuerza de la femineidad.

Esta vez las siluetas acampanadas, los minivestidos, los estampados geométricos, la tendencia  tribal y lo étnico  fueron  su sello particular en la pasarela, cada uno basados en una mujer algo campestre, ingenua y traviesa, con siluetas country y bohemia.  Por un lado maxi-vestidos, blusas  sueltas, vaporosas en algodones  e hiladillas , por otra parte hot pants, minivestidosm y sombreros. Géneros como el dril, los jerseys, algodones  y tacones altísimos componen la colección que dejó ver  la imagen  estilizada  y exuberante que propone siempre Studio F .

La propuesta para cabello y maquillaje es bastante simple, cabellos larguísimos con ondas y mucho volumen, risos sueltos y desestructurados, adornados con  sombreros, apliques, broches, bandanas, pashminas. Pieles sanas y simples y ruborizadas con bronceadores dorados para dar un toque de brillo y juventud . Ojos ahumados y marcados con delineador , sombras mineralizadas satinadas y mate, tonos que van desde las tierras, terracotas, grises, negros, violetas, naranjas, corales llegando  hasta los dorados  y labios color carne , durazno , coral y rosa.

Anuncios